sábado, 27 de febrero de 2010

Hatra, el centro del dios del sol

Junto a una de las principales rutas que recorrían las caravanas a lo largo del Tigris, en lo que hoy es Iraq, se halla Hatra, un antiguo centro de culto. En este lugar, los adeptos del dios Shamash construyeron hace más de 2.000 años, a base de grandes bloques cuadrados de piedra, un templo impresionante. Los habitantes creían que debían su felicidad y su inmensa riqueza a su dios venerado. Pero un día empezó a decaer la buena estrella de la ciudad sagrada, y de Hatra no quedan más que ruinas, fantásticos tesoros artísticos, geniales esculturas y el enigma de su inesperado final.

miércoles, 24 de febrero de 2010

Mapas misteriosos

Uno de los mapas más increíbles que jamás se han dibujado data del año 1513 y su autor fue el almirante turco Piri Reis (1470-1554). En él se ven con toda precisión partes de África occidental, la península Ibérica y el continente americano, incluso el contorno de América del Sur, que no se descubrió hasta 1516. Un facsímil del mapa, reaparecido en 1929 en Estambul, llegó en 1956 a manos de M. J. Walter, del Departamento de Hidrografía de la Marina de Estados Unidos. Este concluyó que el mapa debió de basarse en informaciones conocidas desde hacía milenios. Pero ¿quién habría sido capaz en aquel entonces de elaborar atlas modernos?

jueves, 18 de febrero de 2010

Antiguos Oráculos: ¿profetas o especuladores?

"El Soberano a quien pertenece el Oráculo de Delfos ni dice ni oculta, sino significa." HERÁCLITO, SIGLO VI a. C.

Los antiguos griegos creían que los dioses hablaban con los mortales y podían orientarles sobre su futuro. La comunicación divina formaba parte de la vida cotidiana. Los videntes viajaban de ciudad en ciudad vendiendo profecías u ofreciéndose para interpretar presagios. El vuelo de un pájaro, restos de un sacrificio, imágenes de un sueño, incluso un estornudo... Cualquiera de estos signos podía, si era interpretado correctamente, revelar la voluntad de los dioses.
Los mensajes divinos que los griegos consideraban más importantes eran emitidos por los Oráculos. Se trataba de lugares fijos, habitualmente santuarios, donde se podían hacen consultas directas a los dioses o héroes. Se utiliza la misma palabra para los emplazamientos que para los mensajes que emitía. El Oráculo más famoso es (y era) el de Apolo en Delfos, pero en la literatura antigua se mencionan muchos otros.

miércoles, 10 de febrero de 2010

Los extraños casos de Hans Bender

El médico y psicólogo Hans Bender (1907-1991) es uno de los fundadores de la parapsicología moderna. En 1950 fundó en Friburgo, Alemania, el Instituto de Zonas Limítrofes de la Psicología y Psicohigiene. Pero su estudio de las capacidades paranormales de numerosas personas no se limitó a las dependencias de su laboratorio, sino que recorrió el mundo entero en busca del psi, de las enigmáticas aptitudes de la psique humana.

sábado, 6 de febrero de 2010

Locura, ruina y muerte

"Muchos hombres son como los niños, quieren una cosa pero no sus consecuencias." JOSÉ ORTEGA Y GASSET.

El diamante (del griego "adamas", que significa "invencible") es carbono prácticamente puro, ya que contiene menos del 1 de impurezas, se forma en las profundidades de la tierra debido a presiones y temperaturas enormes; se trata de uno de los más conocidos minerales y piedras preciosas.
En la naturaleza sólo es posible hallarlo en estado de aluviones, por lo que un diamante sin tallar puede pasar inadvertido cuando se encuentra entre guijarros de cuarzo o de cristal, en las Indias, isla de Borneo, Montes Urales, Brasil, Australia, y sobre todo en Sudáfrica. En otros lugares, como Zaire y Estados Unidos, pueden hallarse también algunas de estas gemas, pero siendo de calidades inferiores no se utilizan en joyería.

jueves, 4 de febrero de 2010

La erupción del Tera y la caída de los minoicos

"El estruendo ensordeció y aterró a los cretenses que, evidentemente, no tenían manera de saber cuál era la causa. Luego llegó la lluvia de barro y cenizas, el frío, el ardor y las llamas. Lo peor, sin embargo, fueron las olas que rompieron encima de la isla, mucho más altas y rápidas que las del Krakatoa." SPYRIDON MARINATOS, 1972

Los temblores de tierra retumbaron durante semanas mientras el cráter en el centro de la isla arrojaba cenizas y lava. Los agricultores de Tera abandonaban sus campos y pueblos a medida que llovían detritos encima de sus casas; cogieron sus embarcaciones y huyeron. Y un día de verano del siglo XVII o XVI a. C., el volcán estalló con una fuerza enorme. El cono volcánico se desplomó por etapas después de la erupción. Una densa ceniza cubrió gran parte de Creta. Pero ¿destruyó realmente la civilización minoica la erupción del Tera? Como muchos otros misterios arqueológicos, la respuesta a este rompecabezas se nos escapa.

 
Ir Arriba
© 2009 Template Blogger design by: Noelia Gracias sobre todo a:El Blog de Pepe