lunes, 3 de mayo de 2010

Anecdotario: Un ajo histórico


Los famosos Reyes Católicos, Isabel de Castilla y Fernando de Aragón, fueron piezas fundamentales en la lucha por la conquista de España, la cual estaba dominada por los moros. Precisamente en 1492, el mismo año en que se descubriera América, los reyes vieron coronado su éxito al caer Granada, el último baluarte que les quedaba a los moros.
Celebrando tan extraordinario acontecimiento, los Reyes Católicos organizaron un gran banquete. Y he aquí la anécdota del ajo histórico.
El cocinero real sabía, que a Fernando de Aragón le encantaba comer ajo, pero su majestad la reina había prohibido que se lo utilizara en las comidas. Tratando de complacer al rey sin despertar la ira de la reina, el cocinero recurrió a una ingeniosa idea: picó una buena cantidada de ajo y lo mezcló con abundante perejil.
Ya en pleno banquete, el rey, al comer, notó la presencia de su estimado ajo, lo cual le produjo una gran alegría. La reina, que también lo notó, aunque no lo veía, le comentó a su esposo en forma risueña: "Es la primera vez que un ajo se disfraza de perejil".

12 comentarios:

Katy dijo...

Jeje. Que finura de espíritu y clase denota el comentario. Otra le hubiera montado un pollo de padre y muy señor mio.
Para todo hay que tener estilo.
Un abrzo y feliz semana

Felix Casanova dijo...

Noelia...

jji, estuvo cauta y en su sitio la reina, y es que el ajo es difícil enmascararlo ;)

Un beso y feliz semana ;)

Noelia dijo...

Pues sí, Katy, la reina se mantuvo en su sitio sin perder la compostura. Lo que no sabemos es si luego en privado le cayó la bronca al pobre cocinero :P

Un beso :-*

Noelia dijo...

Félix, imagínate cómo le debía de oler el aliento al rey Fernando :|

Feliz semana ;)

Pablo D. dijo...

¡Qué agudeza la del cocinero! Estaba entre la espada y la pared y supo salir del paso perfectamente...jajaja

Un saludo!

Noelia dijo...

Sí que estuvo fino, sí. Era difícil complacer los caprichos de los dos monarcas.

Un abrazo :)

Grandolina dijo...

Hola Noelia!

jejeje que diplomática la reina! y que ingenio el del cocinero, a pesar que aún no sabía que el ajo no puede esconderse tras el perejil.

Muy simpática la entrada!

Un beso guapísima.

Chouan dijo...

Después de leer esta anécdota, no me extraña que Don Fernando terminase hasta las narices de Doña Isabel y que tras su muerte tanto la añorase que se tuviera que casar con Germana de Foix para consolar su viudedad.

Salud y Amistad

Noelia dijo...

Jejeje, Grandolina, yo creo que detrás de esa diplomacia se escondía bastante mala uva :P El ajo se puede esconder, pero su sabor y su olor...

Un beso :-*

Noelia dijo...

Chouan, pues harto debió de quedar de los malos humos de la reina. En cuanto a Germana de Foix, no sabemos si el ajo sería de su agrado, pero tampoco tardó mucho en consolar su viudedad cuando murió el rey Fernando...

Un abrazo ;)

Silvi dijo...

noelia,

Me encanta tu blog, felicidades!!

un beso

Noelia dijo...

Gracias Silvi, siéntete como en tu casa.

Un beso :-*

:)) w-) :-j :D ;) :p :_( :) :( :X =(( :-o :-/ :-* :| :-T :] x( o% b-( :-L @X =)) :-? :-h I-)

Publicar un comentario

 
Ir Arriba
© 2009 Template Blogger design by: Noelia Gracias sobre todo a:El Blog de Pepe