sábado, 17 de abril de 2010

Extrañas desapariciones I

Desaparecidos sin dejar rastro.__ Las estadísticas arrojan el dato de que anualmente desaparecen un cierto número de personas de las que nunca jamás se vuelve a tener noticia. En la provincia de Madrid se registraron más de 9.000 denuncias de personas desaparecidas. De esta cifra, aproximadamente 20 se esfuman cada año sin dejar la más mínima pista sobre su paradero. DE LA PRENSA ESPAÑOLA, 1990

En 1585, uno de los favoritos de la reina Isabel I, sir Walter Raleigh, obtuvo licencia para buscar "países paganos y bárbaros que los príncipes cristianos aún no poseyeran", y equipó una expedición que en julio llegó a una isla, denominada Roanoke (a la altura de las costas del actual Estado de Carolina del Norte, en Estados Unidos). Los 108 colonos que la integraban construyeron un pequeño fuerte y algunas chozas, plantaron cosechas y buscaron oro, pero al año siguiente tuvieron que regresar a Inglaterra a causa de la escasez de provisiones y de la hostilidad de los indios.
En 1587, el célebre corsario preparó otra expedición a las mismas tierras, a las que en honor a la dudosísima integridad sexual de la reina, denominó Virginia. Estaba integrada por 89 hombres y 17 mujeres, entre ellos los padres de Virginia Dare, la primera niña inglesa nacida en América. Esta fue la primera población fija británica en el Nuevo Mundo, si bien resultó efímera, ya que algunas semanas después, el Gobernador de la misma, John White, se vio obligado a regresar a Inglaterra en busca de refuerzos y provisiones.
La guerra entre España e Inglaterra impidió a White regresar a Roanoke, tal y como había prometido. Cuando pudo hacerlo, en 1591, no encontró supervivientes, sólo los restos de la fortificación y de las precarias viviendas, que presentaban inequívocas señales de violencia, pero los colonos habían desaparecido sin dejar rastro, ni siquiera se hallaron cadáveres. Sólo quedaba un indicio, la palabra "Croatoan" estaba grabada en un árbol. Hasta nuestros días se discute el significado de esta palabra, aunque se especula que fuera el nombre de alguna tribu hostil o el lugar donde habían ido a refugiarse.
A principios del siglo XVIII, unos exploradores que remontaban el río Lumber, afluente del Little Pee Dee (Estados de Carolina del Norte y del Sur), con un curso de 201 kilómetros, descubrieron, más que sorprendidos, una tribu de indios de ojos grises que hablaban una lengua parecida al inglés.
Los pueblos indios más conocidos de esta zona son: los "powhatans", al norte del río Roanoke (en el actual Estado de Virginia); los "mattaponys", al sur de este río (cerca del estrecho de Pamlico, actual Carolina del Norte); los "pamlicos", "nottoways" y "tuscaroras", en la zona costera comprendida entre las desembocaduras del Pee Dee y el Savannah (actual Carolina del Sur). Estos pueblos pertenecen a las familias lingüísticas "algonquina", "iroquesa" y "siouana".
Cuando fueron interrogados acerca de su origen, estos indígenas aseguraban que sus antepasados sabían "hablar en un libro" (lo que indicaba que al menos algunos de éstos sabían leer). Conocidos como indios "lumbees" tienen una tez que varía entre morena y muy clara, y abundan, actualmente, individuos con el cabello rubio y los ojos azules.
Es muy posible que algunos de los colonos murieran, bien como consecuencia de las privaciones sufridas o por ataques de los indios, y que los supervivientes se refugiasen en las tierras de algunos indios pacíficos y acabasen fundiéndose con ellos. Sus descendientes podrían ser los actuales "lumbees".
No obstante, tampoco debe ser abandonada la hipótesis de que en el medievo algunos navegantes nórdicos llegasen a estas costas y por diversas causas no hubieran podido regresar a Europa, aunque no explica el motivo por el cual algunos de estos indios conservan los apellidos de algunos de los colonos perdidos a finales del siglo XVI.

* * * * * *

La península de Gallipoli, está ubicada en la parte europea de los Dardanelos (conocida en la antigüedad como Quersoneso de Tracia); sus principales poblaciones son Eceabat y Gelibolu.
El 25 de noviembre de 1914, Churchill sugiere por primera vez un ataque naval a los Dardanelos, con el fin de atacar a las potencias centrales por lo que se consideraba su punto más débil: Turquía. A partir del 15 de enero del año siguiente dan comienzo las operaciones preliminares, poniendo en estado de alerta a las tropas británicas en Egipto. El 19 de febrero se inician una serie de acciones de tanteo y desembarcos, que tropiezan con fuerte resistencia por parte de las tropas turcas, ayudadas por "consejeros" alemanes.
El domingo, 25 de abril, fuerzas británicas efectúan desembarcos en gran escala en la península. El 8 de mayo se da por terminada la primera fase de la campaña; se ha ganado algo de terreno, pero a costa de grandes pérdidas. Hasta el mes de agosto, los aliados sufren varios reveses, entre ellos las pérdidas de algunas unidades navales, como los acorazados Goliath, Triumph y Majestic, hundidos por naves turcas o submarinos alemanes.
El viernes, 6 de agosto, los británicos -mandados por el general Hamilton- atacan las alturas de Sari Bair, que tras sangrientos combates que duran cinco días, no logran ocupar; el frente de Gallipoli se estabiliza y comienza la guerra de trincheras. En octubre, el general Horace H. Kitchener, enviado a investigar la situación, aconseja la retirada, que comienza entre los días 19 y 20 de diciembre y concluye en enero de 1916. La campaña de los Dardanelos supuso un completo fracaso militar para los aliados.
En esta desafortunada expedición acontenció uno de los más controvertidos y extraños episodios de la I Guerra Mundial. Al sur de la bahía de Saros (Suvla), en la parte occidental de la península, se hallaba la "cota 60", tenazmente defendida por los turcos, por ser uno de los puntos clave de la defensa (la parte más estrecha de Gallipoli). El sábado, 21 de agosto, se envió para expugnarla a un fuerte contingente de tropas del "Anzac" (cuerpo expedicionario australiano y neozelandés), que fracasaron en sus intentos. Para reforzarlas fue enviado el 5º Regimiento de Norfolk (integrado por 1000 soldados), que inmediatamente, y desafiando los obuses turcos, se lanzó al asalto, pereciendo las tres cuartas partes de sus efectivos. De los 250 hombres que lograron aproximarse a la "cota 60" nada más se supo.
Terminada la guerra, las autoridades turcas no pudieron dar una explicación satisfactoria al respecto. Afirmaron desconocer la existencia de ese regimiento, y que jamás habían tenido prisioneros que afirmasen pertenecer al mismo. Se dieron diversas interpretaciones del hecho, desde una matanza de prisioneros (nunca probada), hasta que "fueron rodeados intempestivamente por una especie de niebla, la cual reflejaba de tal modo los rayos del sol, que los observadores de artillería quedaron deslumbrados por su resplandor y no fueron capaces de proseguir su bombardeo artillero de apoyo".
Un grupo de testigos presenciales (22 soldados de la 3ª Sección del Cuerpo de Ingenieros, 1ª Compañía de tropas neozelandesas), entre los que figuraba el zapador F. Reichart, nacido en Matanda, distrito de Bay of Plenty, hizo una declaración jurada, firmada por otros dos testigos, de la que extraeré algunos párrafos:

El día amaneció claro, sin nubes, exceptuando únicamente unas seis o siete nubes en forma de pan, todas exactamente iguales, que permanecían en lo alto, sobre la "cota 60". Se adviritió que, pese a que soplaba un viento del sur, que corría a una velocidad de seis a siete kilómetros por hora, aquellas nubes no se movían ni cambiaban de forma. Permanecían inmóviles, a una altura de unos 60 grados vistas desde nuestro puesto de observación, situado a unos 16 metros de altura. Otra nube, semejante en su forma a las anteriores y que podría medir unos 250 metros de longitud, 60 de altura y otros tantos de anchura, se encontraba inmóvil también cerca del suelo y justo por debajo del otro grupo de nubes. Esta última nube era extraordinariamente densa y parecía casi sólida. Todo esto fue observado por 22 hombres de la 3ª Sección de la 1ª Compañía del Cuerpo de Ingenieros neozelandés, entre los que me encuentro yo, desde nuestras trincheras en Rhodendendron Spur, alrededor de 2500 metros al sudoeste de la nube que se hallaba cerca del suelo. Esto situaría el emplazamiento de las nubes inmóviles en el aire a una altura de 1200 metros... Observamos como unos centenares de hombres del 5º Regimiento de Norfolk escalaban el lecho seco de un torrente, que les llevaba hacia la "cota 60", cubierta, en parte, entonces por la extraña nube. Parecían ir a reforzar las tropas de aquella "cota". Cuando llegaron a la nube, fueron penetrando en ella sin vacilar. Pero ninguno salió de allí jamás. Alrededor de una hora más tarde, después de que el último hubiese desaparecido, la nube, muy discretamente, se levantó como una niebla cualquiera, pero conservando su forma, y subió lentamente hasta unirse a las otras. Al mirarlas nuevamente parecían "guisantes en sus vainas". Durante todo este tiempo, el grupo de nubes había permanecido inmóvil, pero tan pronto alcanzó la altura de las demás, el conjunto de nubes comenzó a moverse lentamente en dirección Norte...

No voy a pronunciarme sobre este extrañísimo fenómeno atmosférico, y me parece más creíble el que estos 250 soldados muriesen en acción, y desfigurados sus cadáveres por los impactos de la artillería y el intenso calor reinante (sin que los turcos hubiesen registrado los uniformes), fueran a parar a una fosa común sin ser identificados (¿y las "chapas de identificación"?), aunque es muy cierto que a lo largo de la historia se han producido múltiples desapariciones de grupos más o menos numerosos, nunca bien explicadas.
Los datos sobre este extrañísimo suceso se conservan en el Imperial War Museum (Londres).

13 comentarios:

La Dame Masquée dijo...

Madame, me ha dejado usted preocupada.
El dia menos pensado podemos desaparecer nosotros tambien. Yo pensaba que esas cosas solo ocurrian en el triangulo de las Bermudas!

Buenas noches

Bisous

Katy dijo...

Hola Noelia. A pesar tan interesante post yo no creo que hayan deaparecido, solo que no tenemos datos suficientes. Otros muchos se van a por tabaco y no quieren saber nada de la familia . Tambien se sabe que hay tráfico de seres humanos y de órganos.
De vez en cuando aparece algún cadaver no identificado y asesinatos no sclarecidos.
Besos

Felix Casanova dijo...

Noelia...

Pues no conocía ninguno de estos dos casos, así que me voy aprendiendo algo nuevo. La verdad es que son curiosísimos y, como bien sabes, la Historia está plagada de estas extrañas desaparciones en masa sin explicación alguna y sin signos de violencia. ¿acaso algo o alguien que se los llevará no les dió la más mínima oportunidad de defenderse? ¿y el Mary Celeste? ¿y tantos otros? dificil respuesta, amiga.

Un beso

Noelia dijo...

Jajaja, Madame, ya sabe, si ve una nube sospechosa no se acerque :P

Un beso :-*

Noelia dijo...

Katy, evidentemente la mayoría de las desapariciones tienen su explicación. Para otras todavía no se ha encontrado.

Un beso :-*

Noelia dijo...

Felix, me temo que mientras no se encuentre una explicación creíble, este tipo de desapariciones seguirán siendo un misterio... Como bien dices hay muchos otros casos a lo largo de la historia.

Un beso ;)

Pablo D. dijo...

No tenía ni idea de ninguno de los dos casos.

Me parece de una humor muy negro el poner el nombre de Virginia a la tierra conquistada...jajaja.

Un saludo!

Chouan dijo...

Otra desaparición curiosa fue la de los amotinados de la Bounty, que tras dieciocho años de estar buscados por la Armada Británica para castigarlos por su motín, fueron descubiertos por un buque norteamerino en 1808 en la Isla Pitcairn donde habían creado una "civilización propia" al ser los primeros pobladores de la isla en siglos.

Aún hoy, en la Isla Pitcairn, que pertenece a la Gran Bretaña, viven numerosos descendientes de los amotinados de la Bounty.

Por cierto. La Isla Pitcairn fue el primer lugar del mundo donde las mujeres tuvieron derecho al voto en 1838

Noelia dijo...

Pablo, la verdad es que el nombre no era el más apropiado, pero ya se sabe. En aquella época era de obligado cumplimiento hacerle la pelota al monarca de turno :P

Un abrazo :)

Noelia dijo...

Chouan, no conocía esa historia. Desde luego se escondieron bien, si tardaron 18 años en encontrarlos. Y la verdad es que no perdieron el tiempo... Muy curiosa historia.

Un abrazo :)

juan dijo...

yo creo que fueron borrados de la matrix o teletramsportados a otra dimencion paralela a la nuestra ni ellos saben que an desaparecido siguen sus vidas normales asi como la nuestra quisas nosotros ya hemos desaparecido y estamos existiendo en esta dimencion alterna nunca lo sabremos

Cecilia Molinero dijo...

Realmente inquietante, sobre todo en niños.

Cecilia Molinero dijo...

Realmente inquietante, sobre todo en niños.

:)) w-) :-j :D ;) :p :_( :) :( :X =(( :-o :-/ :-* :| :-T :] x( o% b-( :-L @X =)) :-? :-h I-)

Publicar un comentario

 
Ir Arriba
© 2009 Template Blogger design by: Noelia Gracias sobre todo a:El Blog de Pepe