sábado, 27 de febrero de 2010

Hatra, el centro del dios del sol

Junto a una de las principales rutas que recorrían las caravanas a lo largo del Tigris, en lo que hoy es Iraq, se halla Hatra, un antiguo centro de culto. En este lugar, los adeptos del dios Shamash construyeron hace más de 2.000 años, a base de grandes bloques cuadrados de piedra, un templo impresionante. Los habitantes creían que debían su felicidad y su inmensa riqueza a su dios venerado. Pero un día empezó a decaer la buena estrella de la ciudad sagrada, y de Hatra no quedan más que ruinas, fantásticos tesoros artísticos, geniales esculturas y el enigma de su inesperado final.

EL PODER DE SHAMASH
Corría el año 117 cuando un temible ejército se acercaba a Hatra por el desierto de Mesopotamia: las legiones romanas, que por orden del emperador Trajano (63-117) pretendían conquistar este santuario. Pero Hatra resistió con su imponente muralla circular, y antes de que los atacantes pudieran instalar las catapultas, se les vino encima una lluvia de fuego a base de nafta (petróleo crudo), y tuvieron que retirarse con numerosas bajas. Algo parecido le ocurrió en el año 198 al emperador soldado romano Septimio Severo (146-211).
Los habitantes de Hatra estaban convencidos de que su fuerza provenía del dios Shamash, y por ello habían creado en su honor un recinto sagrado y amurallado de 435 x 320 m. A través de doce portales se podía acceder a un patio interior en cuyo extremo habían construido el santuario de Shamash, un templo cuya impresionante fachada medía 100 m. de ancho y estaba decorada con los rostros de dioses.
A través de sendas columnatas se alcanzan dos naves y el sanctasanctórum del dios del sol, donde ardía la llama sagrada que nunca se apagaba y que para los seres humanos era la imagen del dios.

TALISMÁN MÍSTICO
En Hatra también vivían partos, una nación que gobernaba un país que alcanzaba desde Iraq hasta la India. Este pueblo estepario, originario de más allá del mar Caspio, invadió Mesopotamia en el siglo III a. C. y creó allí un Estado plurinacional. Los partos construyeron un templo de fuego para su dios del sol, que denominaron "Hatra de Shamash", aunque también había templos consagrados a dioses temibles, cuyos rostros se han encontrado en las ruinas.
Está visto que en la ciudad multicultural y cosmopolita de Hatra confluían costumbres y creencias de procedencias bien dispares: orientales, griegas e indias.
El fin llegó inesperadamente en el año 241. El rey de los sasánidas, Shapur I, conquistó la brillante metrópolis, pero nadie sabe cómo pudo ocurrir. La tradición habla de un misterioso talismán que había protegido la ciudad durante siglos, pero la hija del rey, secuestrada por Shapur, reveló el secreto al invasor.
Shapur conquistó Hatra e hizo arrastrar a la hija del rey por el suelo y atada a un caballo hasta que murió. Poco después, la arena del desierto cubría el templo sagrado y tapaba el secreto del talismán que durante tanto tiempo había dado la victoria a los hatreños sobre sus enemigos.

CULTO Y ORÁCULO
Hatra debió de ser un centro religioso muy importante para los partos, pues el templo estaba repleto de tesoros. Dado que Shamash también era el dios de los oráculos, no sería sorprendente que Hatra también hubiera sido un lugar de profecía y adivinación. Los arqueólogos encuentran continuamente las más preciosas joyas de oro y perlas y estatuas de dioses y devotos ciudadanos lujosamente vestidos. Estas esculturas parecen tan vivas que el arqueólogo francés Henri-Paul Eydoux escribió: "En medio de los escombros de un mundo derruido hace muchos siglos, las personalidades reproducidas parecen hablarnos desde el más allá a través de la piedra".

7 comentarios:

CALISTOR dijo...

Muy bien resumido Noelia, no me cansare de decir, que antes de visitar uno de estos lugares, no hay nada como leerse e informarse bien que se va a pisar, porque luego las sensaciones son indescriptibles, de sentir la historia.

Noelia dijo...

Estoy de acuerdo contigo, la mayoría de los turistas suelen quedarse con la parte "estética" de estos lugares, pero lo suyo es pararse a pensar quién "respiró" en ese sitio antes que tú.

Un abrazo ;)

Katy dijo...

Me ha gustada la entrada. las piedras hablan, y nos cuentan muchas cosas de quienes las pisaron.
Un beso y buen domingo

Noelia dijo...

Gracias Katy, feliz domingo a tí también.

Un beso :)

RMC dijo...

Excelente y reflexivo texto
un placer leerte.
que tengas una feliz semana
un abrazo.

Saerwen dijo...

Me declaro ignorante, conocía sólo el nombre. Siempre es un gusto leerte, Un beso y feliz comienzo de semana :)

Noelia dijo...

RMC, gracias por tu comentario y bienvenido.

Saerwen, yo también me declaro ignorante :P Me limito a transmitir el conocimiento que a mí me transmiten otros.

Feliz semana a los dos ;)

:)) w-) :-j :D ;) :p :_( :) :( :X =(( :-o :-/ :-* :| :-T :] x( o% b-( :-L @X =)) :-? :-h I-)

Publicar un comentario

 
Ir Arriba
© 2009 Template Blogger design by: Noelia Gracias sobre todo a:El Blog de Pepe