lunes, 4 de enero de 2010

Borobudur, el templo de Buda

Borobudur, la misteriosa montaña de dioses de la isla de Java, en Indonesia, es una de las grandes maravillas del Extremo Oriente. A apenas 40 kilómetros de distancia de la antigua capital del sultanato, Yogyakarta, hace más de mil años budistas devotos construyeron el santuario más grande de toda Asia. Con enormes moles de piedra cubrieron toda una montaña, convirtiéndola de este modo en una obra sacra de dimensiones colosales. Numerosas especulaciones y leyendas rodean hasta nuestros días este recinto sagrado y plantean espontáneamente toda una serie de preguntas sobre la identidad de los constructores y la finalidad de este fantástico monumento.

RESURRECCIÓN DE LAS RUINAS
Cuando a comienzos del siglo XIX exploradores británicos y neerlandeses recorrieron la llanura de Kedu cubierta por la selva, solo tenían ojos para la abundante vegetación y las cordilleras volcánicas. Borobudur, en cambio, había caído en un sueño milenario. Pero esto cambió con la dominación colonial del imperio británico. Thomas Stamford Raffles (1781-1826), a la sazón vicegobernador de Java, oyó hablar por primera vez en 1814, durante un viaje de inspección, de las historias tenebrosas y casi increíbles de una colina selvática llamada Borobudur. Decían que el príncipe heredero de Yogyakarta visitó el lugar en 1757 y se encontró con un "caballero" encerrado en una "jaula", y que poco después el príncipe enfermó y murió. Desde entonces, los indígenas contemplaban con gran temor el recinto sagrado y preferían mantenerse alejados de la montaña maldita.
Raffles decidió enviar al ingeniero neerlandés H. C. Cornelius a inspeccionar ese curioso lugar. Cuando llegó, vio un edificio escalonado en forma de cúpula con seis terrazas cuadradas y tres escalones de remate semicirculares, que se alzaba ante él hasta una altura de 35 m. Las galerías y nichos, 500 imponentes estatuas de Buda, 1.460 bajorrelieves y cuatro grandes escaleras, junto a las cúpulas campaniformes que adornaban, como si fueran coronas, la terraza circular superior, todo indicaba que se trataba de un santuario clave del budismo.

LA TUMBA DE BUDA
Sin embargo, hasta la fecha los arqueólogos no han hallado documentos que contengan datos más precisos sobre este monumento religioso. Cierto que se han formulado hipótesis sobre el significado que tuvo en su tiempo el santuario: poco después de su descubrimiento se halló en la plataforma superior, debajo de una stupa (una estructura hueca en forma de campana), una urna metálica cerrada con un retrato metálico, lo que significaba que Borobudur habría sido un gigantesco relicario. Por tanto, la urna podría haber contenido los restos mortales del legendario Buda, que el rey Ashoka había hecho exhumar de su sepultura original en India en el siglo III a. C. Sin embargo, el objeto del sensacional hallazgo ha desaparecido y puede que haya sido destruido; es el único que podría poner fin a las especulaciones de que Borobudur es el sepulcro de uno de los grandes fundadores religiosos de la historia universal.

NIVELES DE ILUMINACIÓN
Borobudur no fue nunca una construcción consagrada a un rey como lo fueron las pirámides egipcias. Cualquier persona podía acceder sin trabas al gran templo. ¿Significa esto que Borobudur fue un centro de culto para el pueblo? Curiosamente no se han encontrado indicios de lugares representativos para la celebración de rituales.
Borobudur parece un símbolo petrificado del sistema cósmico del budismo y al mismo tiempo una representación simbólica del camino de la iluminación. Este fantástico descubrimiento lo hizo el erudito alemán W. F. Sutterheim en 1929. La doctrina budista aspira a convertirse, mediante sucesivas reencarnaciones, en un bodhisattva, un semidiós. Esto se consigue cuando el iluminado se une a la naturaleza, recorriendo un camino que atraviesa tres esferas. Precisamente estos niveles de la iluminación son los que parece simbolizar Borobudur.

FASES DE LA FELICIDAD
En la terraza inferior, los fieles ven más de 160 relieves: representa la kamadhatu, la esfera del deseo. Los cuatro planos subsiguientes constituyen la rupadhatu, o esfera del orden. Los fieles siguen ascendiendo por la montaña de los dioses. Al término de un recorrido de unos 5.000 m. de longitud, flanqueado por una sucesión ininterrumpida de representaciones en relieve, llegan a la terraza cuadrada más alta. Desde aquí se ensancha el panorama y se ven los planos circulares abiertos y carentes de adornos. Es la esfera arupadhatu. Han desaparecido los fenómenos comprensibles del espacio finito. Simbólicamente se ha llegado al círculo, que representa el infinito, lo que existe sin comienzo ni final. Las dagobas de piedra, unas estructuras en forma de campana que parecen capillas, tienen unas aberturas en forma de rombo que ofrecen una visión limitada de 72 estatuas de Buda sentado. Hay que recordar al curioso que nunca podrá conocer más que una parte de la verdad.

PIRÁMIDE ESCALONADA AL NIRVANA
La stupa central, que está situada en el nivel más elevado y que sobresale por encima de todo lo demás, sigue siendo un misterio en la actualidad.
Es probable que originalmente no contuviera ninguna estatua de Buda y que simbolizara el nirvana, el reposo definitivo del alma y la liberación del círculo infinito de la transmigración.
Por consiguiente, Borobudur fue concebido como una colina mágica que permitiera a los fieles alcanzar niveles cósmicos cada vez más altos y les ayudaba a despertar recuerdos de la propia vida pasada y a marcar nuevos objetivos para el futuro. Solo cuando una nueva religión, el hinduismo, conquistó Java, esta obra monumental cayó en el olvido y con ella la idea de la iluminación progresiva de la humanidad.

8 comentarios:

Katy dijo...

Unicamente la espiritualidad latente en todos los seres humanos es capaz de construir estas grandes obras ya sea como santuarios o lugares de pregrinación o como monumentos funerarios.
Una entrada como siempre interesente como muy bien documentada.
Un beso Noelia

Noelia dijo...

La verdad es que el templo tiene que ser precioso, ya solo por fotos se siente esa espiritualidad de la que hablas.
Gracias Katy por tu comentario.

Un abrazo ;)

El Museo de la Luna dijo...

Querida sabia Noelia:

Vengo del blog de la simpática Grandolina. Iba a decirte sencillamente que te pasases por nuestro Museo de la Luna, porque andamos publicitándolo de blog en blog para que la gente lo conozca.

Se trata de un museo virtual especialmente dedicado a proteger el arte hecho por mujeres, así como a defender la paz, la ecología, y el respeto a la vida.

Como digo, estamos publicitándolo de blog en blog. Pero con el tuyo, sucede algo fuera de lo habitual. Seguramente no encontrarás muchos comentarios nuestros como éste. Invitando al museo, sí. Pero no diciendo lo que te voy a solicitar.

Nos gustaría, de corazón, que incluyeras nuestra foto en tu blog, la encontrarás en el museo al lado de la sección de seguidores, en color rojo. Enlazamos a quienes nos honran con su amistad y tienen ese gesto. Pero no todos los blogs son tan interesantes como el tuyo y no le pedimos normalmente a nadie personalmente que lo haga. A ti te lo pedimos, porque sería un auténtico placer tenerte allí y visitarte. ¿La razón? CONTIGO SE APRENDEN COSAS. Eres didáctica, útil, informativa y entretenidísima.

La prueba es que yo, siendo el director oficioso del museo, me he saltado el protocolo y me he unido a tu blog personalmente con las tres cuentas que tengo en Blogger, jajaja... Con las tres, para apoyarte. Me encanta este blog, de verdad te lo digo.

Aquí te dejo el enlace al museo por si te interesa hermanarlo con el tuyo mediante la foto roja de Audrey Hepburn.

http://moon-museum.blogspot.com

Y esto tampoco suelo hacerlo, pero a ti te he llevado ya a mi blog personal, incluyéndote en la sección de blogs educativos.

http://moon-spirits.blogspot.com

Un beso y mucho ánimo para el 2010.

Felix Casanova Briceño dijo...

Noelia...

Feliz año, querida amiga, y mucha suerte. La verdad es que siempre que entro a tu blog me llevo una sorpresa superagradable. De nuevo, me has enganchado con este post, y me has aportado datos que desconocía. Sin duda eres una gran amante de la Historia y los Enigmas y agradezco blogs de tanta calidad como el tuyo por la red. Nos leemos.Saludos a Merlin¡

Besos

Noelia dijo...

El Museo de la Luna, me has dejado sin palabras, de verdad. Muchas gracias por tu apoyo, ojalá fuera la mitad de todo lo que dices que soy.
Acabo de pasar por vuestro Museo a echar un vistazo, y me ha encantado. No veo ningún inconveniente en poner vuestro enlace en mi blog, así que como ves ya he puesto vuestra imagen. Pienso que difundís un mensaje que todos deberíamos tener presente, y qué mejor manera que con el arte.
Espero no defraudarte como seguidor, y que no me exijas el triple :P

Un beso y gracias de nuevo :)

Noelia dijo...

Felix, qué decirte. Gracias de nuevo por emplear parte de tu tiempo en pasarte por aquí. La verdad es que leer unas entradas tan largas tiene su mérito ;)
Yo por mi parte seguiré pasando por tu blog, siempre hay cosas interesantes y te superas con cada post.
Por cierto, Merlín ya está saludado de tu parte, jejeje.

Un beso :)

CALISTOR dijo...

Cada vez los articulos a mejor,gracias noelia.

Noelia dijo...

Calistor, gracias a ti por pasar por aquí tan a menudo :)

:)) w-) :-j :D ;) :p :_( :) :( :X =(( :-o :-/ :-* :| :-T :] x( o% b-( :-L @X =)) :-? :-h I-)

Publicar un comentario

 
Ir Arriba
© 2009 Template Blogger design by: Noelia Gracias sobre todo a:El Blog de Pepe