martes, 15 de diciembre de 2009

El conde de Saint Germain

La inmortalidad es una aspiración ancestral de los seres humanos: ha alimentado grandes sistemas filosóficos y religiones y ha impulsado el desarrollo de técnicas secretas para alcanzarla. La alquimia occidental esperaba hallar el elixir de la vida, mientras que los chinos intentaban lograr la inmortalidad mediante ejercicios meditativos (la "alquimia interior").

EL ELIXIR DE LA VIDA
En el siglo XVIII dio que hablar un aventurero que se hacía llamar conde de Saint Germain e hizo acto de presencia en 1740 en varias cortes europeas. Llamó la atención con una afirmación nada modesta, a saber, que había sondado los más profundos secretos de la alquimia y hallado el elixir de la vida, gracias al cual había conservado la juventud durante más de dos mil años. Pese a vivir en plena época de la Ilustración, que había declarado la guerra al pensamiento irracional y a todo ocultismo, había muchas personas que estaban dispuestas a dar crédito incluso a tan extravagantes afirmaciones.
Ocurre que en respuesta al escepticismo de la Ilustración y su nueva "religión de la razón", se produjo un movimiento contrario que aportó el terreno de cultivo para toda clase de elucubraciones ocultistas, magias de salón y divagaciones místicas.

BIOGRAFÍAS LEGENDARIAS
No cabe duda de que el hombre que decía ser el conde de Saint Germain era un actor de gran talento. No en vano logró como casi ningún otro labrarse su propio mito y desarrollarlo hasta lo indecible. Entre sus oyentes causaba la impresión de que ya había vivido en la Antigüedad, y además utilizaba diversos nombres, lo que potenció la confusión en torno a su persona. Pronto se pensaba que era capaz de poder estar en dos lugares al mismo tiempo.
En Berlín se hizo pasar por un tal Algarotti, en Rusia por Audar, en Italia viajaba con el nombre de Montreffat, mientras que en otros lugares le conocían por los nombres de conde Welldone, marqués de Bellamare o conde Surmont.
El desconocido personaje debió de actuar con una seguridad impresionante cuando hablaba de su vida extraordinaria y su legendario origen. Una vez se presentó diciendo que era el hijo de Francisco II Rákóczi, el último príncipe de Transilvania, y otra afirmó que era hijo extramatrimonial de la viuda del rey Carlos II. Cuando hablaba de su increíble edad, mencionaba como de pasada que en las bodas de Canaán había aconsejado al apóstol Pedro que moderara su tren de vida.

UN PERSONAJE SIMBÓLICO
Por lo visto, el conde de Saint Germain también fue un virtuoso del violín. Hasta el político inglés Horace Walpole se dejó impresionar por su talento cuando Saint Germain fue detenido en Londres en 1745 en relación con un intento de golpe de Estado.
Lo pusieron en libertad al poco tiempo porque lo consideraron un loco que además sabía cantar y tocar el violín con gran destreza. Giacomo Casanova (1725-1798), quien mencionó una transmutación fraudulenta de plata en oro por parte de Saint Germain en La Haya, sostuvo que detrás del personaje de los muchos nombres, biografías y talentos se ocultaba nada menos que el gran violinista italiano Catalani.
Al igual que el archimago y embaucador Giuseppe Balsamo, quien haciéndose pasar por el falso conde Alessandro Cagliostro (1743-1795) y alumno de Saint Germain cosechó tanto desprecio como admiración, para sus adeptos el conde de Saint Germain era un iniciado de alto rango o un "auténtico rosacruz". Lo sorprendente no es la supuesta inmortalidad del conde, que no era otra cosa que una leyenda hábilmente divulgada, ya que murió en 1784 en Eckenförde, sino su capacidad para vivir el mito de ser lo que quisiera y quien le viniera en gana. En todo caso, Saint Germain supo crear una personalidad simbólica que sigue causando fascinación.
Varios decenios después de su muerte hubo quien afirmó haberlo visto, y hasta nuestros días hay fantasiosos que creen que es un viajero del tiempo.

3 comentarios:

Katy dijo...

Interesante y fascinante persona este, de mitos, cábalas y supersticiones.Como dices todo un persona de leyenda, cuya fama llega hasta nuestros dias.
Un abrazo

Noelia dijo...

Pues sí, Katy, un personaje de lo más carismático y peculiar.

Un abrazo :)

Magdiel Buitrago dijo...

Interesante

:)) w-) :-j :D ;) :p :_( :) :( :X =(( :-o :-/ :-* :| :-T :] x( o% b-( :-L @X =)) :-? :-h I-)

Publicar un comentario

 
Ir Arriba
© 2009 Template Blogger design by: Noelia Gracias sobre todo a:El Blog de Pepe