domingo, 20 de diciembre de 2009

Artemisa, la casta diosa de la caza

Artemisa desempeña numerosas funciones en la mitología griega, al igual que Apolo, su hermano gemelo. Como diosa virgen, protegía encarnizadamente su castidad y las de sus compañeras. Era diosa de la caza y correteaba por los bosques con sus sirvientas. Aunque mataba animales, era también la protectora divina de los seres jóvenes y, en una contradicción similar, protegía a las parturientas como diosa del parto pero también enviaba la muerte y la enfermedad a las mujeres.
Artemisa aparece representada con un arco, al igual que Apolo, como una joven con vestimenta de cazadora, a veces rodeada de animales jóvenes o tocada con cuernos en forma de media luna, pues se la asociaba con nuestro satélite, del mismo modo que se asociaba a Apolo con el sol.
Muchos de sus numerosos cultos estaban vinculados a los momentos de tránsito femeninos, como el nacimiento, la pubertad y la muerte. Al llegar a la pubertad, las muchachas atenienses nobles se sometían a los ritos de iniciación artémicos en Brauron, a pocos kilómetros de Atenas, donde las llamaban "osas", pues este animal era un símbolo de la diosa.
Se asocia a Artemisa con el sacrificio de Ifigenia en Áulide, donde se reunió la expedición griega contra Troya. Agamenón, jefe de los griegos, provocó la cólera de Artemisa, o por haber matado un ciervo en el bosque sagrado de la diosa o por jactarse de ser mejor cazador que ella. Enfurecida, Artemisa detuvo los vientos y exigió el sacrificio de Ifigenia, la hija virgen del rey, antes de que partiese la flota. Agamenón accedió, pero (según cierta versión), en el último momento Ifigenia fue sustituida por un ciervo y se la llevaron misteriosamente a Táuride para que fuera sacerdotisa de Artemisa.

LA IRA DE ARTEMISA
Como Atenea, Artemisa era virgen, y si la veían los mortales o alguien impedía que preservase su castidad se cobraba una terrible venganza.

ACTEÓN, que era cazador, se perdió en los bosques y fue a parar inadvertidamente al estanque en el que se bañaba Artemisa, quien se enfureció porque la hubiera visto desnuda y transformó a Acteón en ciervo. Sus propios perros lo acosaron y lo despedazaron.

CALISTO era una de las ninfas que servían a Artemisa. Una noche dormía sola, agotada tras la caza, y Zeus la violó. Calisto trató de ocultarle a Artemisa que había perdido su virginidad, pero al cabo de unos meses la diosa vio que estaba embarazada mientras se bañaban. Encolerizada, expulsó a Calisto, dejándola expuesta a los celos de Hera. Cuando la ninfa dio a luz a Arcas, Hera descubrió la infidelidad de su marido, Zeus, y transformó a Calisto en osa. Arcas la mató con una flecha y se conviritió en la constelación Ursa Major, la Osa Mayor.

NÍOBE, esposa de Anfión, rey de Tebas, era hija de Tántalo y nieta del Titán Atlas. Tuvo siete hijos y siete hijas (los Nióbides) y se jactaba de ser mucho más afortunada que Leto, madre de Artemisa y Apolo, que sólo tenía dos hijos. Enfurecida, Leto envió a sus hijos a que castigaran a Níobe: Artemisa mató con sus flechas a las siete muchachas y Apolo a los siete muchachos.

ORIÓN, gran cazador, intento violar a Artemisa, quien produjo un escorpión de la tierra que mató a Orión y a su perro. Después, Orión se transformó en constelación y su perro en la estrella Sirio.

0 comentarios:

:)) w-) :-j :D ;) :p :_( :) :( :X =(( :-o :-/ :-* :| :-T :] x( o% b-( :-L @X =)) :-? :-h I-)

Publicar un comentario

 
Ir Arriba
© 2009 Template Blogger design by: Noelia Gracias sobre todo a:El Blog de Pepe